Saltar al contenido

REFLEXIONES SOBRE EL TRABAJO EN EQUIPO

by en 21 marzo, 2010

Por: Bombero Raúl Rodríguez

 

Estaba meditando un poco, acerca de las situaciones de la vida, cuando se me vinieron algunas ideas relacionadas con la vida bomberil, y recordaba que el trabajo bomberil es un trabajo en equipo, es un esfuerzo conjunto en todas las áreas, y entonces pensé en el término “Sinergia”, que está muy de moda en nuestros dorados tiempos, pero realmente esta palabra me hizo pensar más allá de lo que pueda significar el trabajo en equipo… incluso estoy seguro ahora que puede haber trabajo en equipo, pero no necesariamente puede haber una sinergia “total” por así llamarle.

 

¿Pero cómo definimos sinergia para los que no conocen el término?  La Sinergia es la integración de elementos (dígase bomberos en nuestro caso) que da como resultado algo más grande que la simple suma del esfuerzo de estos, es decir, cuando dos o más bomberos se unen sinérgicamente, crean un resultado que aprovecha y maximiza las cualidades de cada uno de los bomberos, y he aquí la palabra integración tiene un significado muy profundo, pero ya veremos por qué.

 

Antes de continuar, debo mencionar a como muchos sabemos, que los bomberos más que personas con dominio cognoscitivo y práctico de técnicas varias aplicables a un sinnúmero de situaciones en la vida diaria y que dicho sea de paso hacen la diferencia en gran medida entre lo que es un civil común y un bombero, más allá de este dominio, el bombero debe ser una figura ejemplar, no perfecta, pero alguien que transmita confianza, y esto, como todas las cosas importantes… empieza por uno mismo y empieza por casa.

 

Por mucho que me interese la vida bomberil, nunca estaré dispuesto a confiar en un bombero que es deshonesto, y peor aun cuando no es humilde, porque una cosa es encontrarse en una situación fuera de control o un tanto comprometedora en la que te veas obligado a actuar por las circunstancias aunque conlleve honores casuales (o burlas e incluso problemas) y otra cosa es no ser humilde y no admitir la debilidad. Cuando un bombero quiere aparentar que sabe más allá de lo que realmente domina, está siendo deshonesto y a la vez está siendo falto de humildad o soberbio como suele llamarse a este tipo de persona al mismo tiempo, se convierte en un riesgo para el equipo y para sí mismo, por eso, el bombero debe ser una persona responsable, que conoce sus limitaciones y procura superarlas.

 

Debemos procurar crecer, pero siendo conscientes que lo que sabemos es nada, y lo que ignoramos es casi todo, de ahí parte la humildad del ser humano, no implica hacerse vil o menos que los demás, pero sí, ser honesto y consciente de las limitaciones. Es importante mencionar que la grandeza de una persona no está en los títulos u honores que él pueda ostentar como individuo, sino que su convicción y pensamientos sean puros y orientados a la verdad, ojo no hablo de ser perfectos.

 

Este pensamiento tiene el objeto de llevarnos a cada uno a reflexionar sobre este tema, en fin, volviendo a lo que nos ocupa, el trabajo de bombero es uno de los más gratificantes en el sentido que no hay un gozo tan agradable como es servir a la comunidad sin esperar nada a cambio, especialmente cuando se llega a tiempo para evitar tragedias mayores, pero sería mejor aún si dicho trabajo se hiciera multiplicando y no solamente sumando, me refiero a lo siguiente:

 

Cuando un equipo se aprecia de manera intrínseca (con todo y defectos) tiende a ser más unido y a trabajar con más entusiasmo, esforzándose más para hacer las cosas bien y por el bien de todos en general, hay un plus esfuerzo, más allá del rendimiento promedio.  Un equipo que no se conoce pero conoce las técnicas seguramente hará el trabajo de manera adecuada, pero un equipo motivado, que conoce sus virtudes y defectos, hará mejor las cosas, actuará de una manera más apropiada al momento de las dificultades porque se organizará mejor de acuerdo a las fortalezas y debilidades de cada uno de sus miembros obteniendo mejores resultados para una misma labor.

 

¿Es lo mismo trabajo en grupo que trabajo en equipo? ¡La respuesta es rotundamente NO! Y he aquí donde podemos aplicar el término “Sinergia” y además es donde deberíamos detenernos a reflexionar y cuestionarnos: ¿qué está faltándonos para obtener sinergia?

 

Como compañía estamos yendo por buen camino, nos conocemos, nos apreciamos, y estamos seguros que vamos en ruta a ser técnicamente más capaces (no es que seamos incapaces ahora), pero aun hay debilidades, y ciertos roces (a veces imperceptibles) causados en gran parte porque somos personas y como tales tenemos egos individuales que quieren alimentarse, e incluso intereses personales no alineados con la situación actual.

 

Debemos  aprender a convivir juntos sabiendo que no todos tenemos los mismos niveles educativos, ni hemos tenido el mismo tipo de vida, ni tenemos los mismos rangos, ni los mismos conocimientos, ni los mismos años de servicio, pero aún así viéndonos como hermanos (unos mayores, otros menores) y al hablar de rangos no hablo de eliminarlos u obviarlos, (mucho menos cuando se sabe que han sido obtenidos de manera bien merecida), sino, que más allá de todos estos elementos que nos diferencian podamos vernos como hermanos y querernos como tales, con el deseo de ayudarnos a crecer, enseñarnos para que todos sepamos, por ejemplo, a mí me encanta ayudarle a mi hermano (de sangre) cuando no sabe algo, apoyarlo cuando tiene problemas y ejercer mi papel de hermano mayor, se siente bien, entonces en el bomberismo debe ser igual, procuremos crecer juntos, ser todos hermanos mayores en ese sentido.

 

Me gusta lo que ocurre en algunos de nuestros cuerpos de bomberos de la federación, cuando alguien va a pasar un curso, no viene como alguien superior, sino que viene un compañero humilde, con alegría a enseñar a los demás lo que aprendió. Cuando esto pasa, todos crecemos y cuando trabajamos en incidentes, lo hacemos más seguros, porque sabemos que el personal que nos apoya, tiene conocimiento del asunto, es decir, hay gente preparada. También es cierto que muchas veces no es culpa de los que han ido a cursos el no compartirlos, sino de los demás que no ponen interés, ese es otro tópico importante a tratar, porque es parte de la Disciplina que ostentamos en nuestro lema como Institución, pero también es parte de la obligación moral y ética que adquirimos el día que decidimos ser bomberos, entonces, el llamado es a poner interés en aprender, en crecer, en hacer las cosas mejor cada día.

 

La Compañía 70 Aniversario, está dando buenos pasos en el sentido de mejorar, y estoy seguro que cuando uno a uno hagamos la diferencia, el resto de la Institución también será revolucionada para bien, seamos la semilla que germinará dando mucho fruto. Todo es cuestión de actitud. Cada uno decide como hará esta diferencia, cada uno decide como va a procurar hacer mejor las cosas, cada uno verá sus debilidades, cada uno será humilde y pedirá apoyo para fortalecer esas áreas débiles, cada uno decide ser el hermano mayor de los demás con humildad sin sentirse más ni sentirse menos, respetándonos y con Disciplina, Honor y Abnegación cada uno será mejor bombero.

 

About these ads
Dejar un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

%d personas les gusta esto: